Ruth Bader Ginsburg (RBG).

Es conocida la capacidad de la sociedad estadounidense para convertir en iconos populares a personas del ámbito de la política, las artes o el deporte pero no hay esfera que se resista a esta tendencia, mucho menos una tan sugestiva en ese país como el mundo jurídico; buena prueba de ello la encontramos en la relevancia popular alcanzada, especialmente en los últimos años, por Ruth Bader Ginsburg, conocida ahora como RBG, la segunda mujer en acceder al Tribunal Supremo y sobre cuya vida giran el libro de Irin Carmon y Shana Knizhnik Notorius RBG: The Life and Times of Ruth Bader Ginsburg; la película On the basis of sex, de 2018, dirigida por Mimi Leder y basada en sus primeros casos como abogada en supuestos de discriminación por razón de género, y el documental RBG, también de 2018, dirigido por Betsy West y Julie Cohen. Para conocer la historia en palabras de la propia RBG se puede leer My Own Words

La breve biografía disponible sobre Ruth Bader Ginsburg en la página web del Tribunal Supremo nos recuerda que nació en Brooklyn, Nueva York, el 15 de marzo de 1933. Realizó estudios superiores en las Universidades de Cornell, Harvard y Columbia. Trabajó como asistente legal de Edmund L. Palmieri, Juez del Distrito Sur de Nueva York, de 1959 a 1961. Fue profesora en la Facultad de Derecho de la Universidad de Rutgers de 1963 a 1972, y de la Facultad de Derecho de Columbia de 1972 a 1980, y becaria en el Centro de Estudios Avanzados en Ciencias del Comportamiento en Stanford, California, de 1977 a 1978. En 1971 promovió el Proyecto de Derechos de las Mujeres de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) y fue asesora legal de esa entidad, actuando como abogada en varios casos sobre desigualdad de género ante el Tribunal Supremo, entre ellos el famoso asunto Reed v. Reed, de 22 de noviembre de 1971, el primero en el que ese Tribunal concluyó que el trato diferenciado basado en el género es, en realidad, una discriminación y, por tanto, es inconstitucional porque niega la igual protección ante las leyes. Fue nombrada Jueza del Tribunal de Apelaciones del Distrito de Columbia en 1980; en 1993 el presidente Clinton la propuso como jueza del Tribunal Supremo y el Senado la confirmó por 96 votos contra 3, tomando posesión el 10 de agosto de 1993. 

Ha sido ponente, expresando la voluntad de la mayoría, de importantes sentencias del Tribunal Supremo, como las de los casos United States v. Virginia, de 1996, decisión considerada histórica porque anuló la antigua política de admisión solo para hombres del Instituto Militar de Virginia; Olmstead v. LC, de 1999, sobre el derecho a recibir ayudas públicas por parte de las personas con alguna discapacidad; Friends Of The Earth, Inc. V. Laidlaw Environmental Services, Inc., de 2000, reconociendo la posibilidad de presentar demandas por contaminación ambiental aunque la misma hubiera cesado; pero también son famosas algunas de sus opiniones disidentes, incluido su rotundo «I dissent«, como en los asuntos Bush v. Gore, de 2000, sobre el recuento de votos en las elecciones presidenciales; Gonzales V. Carhart, de 2007, que avaló una ley que prohibía el llamado “aborto por nacimiento parcial”, o Veasey v. Perry, de 2014, sobre el establecimiento de condiciones estrictas de identificación de los votantes.

2 comentarios en “Ruth Bader Ginsburg (RBG).

  1. Pingback: Trump y el Tribunal Supremo (Tercera Parte) - Agenda Pública

  2. Pingback: Trump y el Tribunal Supremo (Tercera Parte). | El derecho y el revés

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.