Cine, series y Derecho sobre tiempos de pandemias (Jelo en verano 2020, 2): Anatomía de Grey.

En el segundo programa de Jelo en verano 2020 (se puede escuchar aquí) comentamos la conocida serie Anatomía de Grey, de la que se han emitido ya 16 temporadas y está prevista, al menos, la 17.

Teniendo en cuenta que los guiones no suelen estar ajenos a la realidad, no sería descartable que en los próximos episodios se incluyera la incidencia de la actual pandemia. Esta serie fue creada por Sonda Rhimes para la cadena ABC y su título parece relación con Henry Gray’s Anatomy of the Human Body, popularmente conocida como Anatomía de Gray, obra de anatomía generalmente reconocida como un clásico de su género. El manual fue publicado por primera vez con el título Gray’s Anatomy: Descriptive and Surgical en Reino Unido, en 1858. Al año siguiente fue publicado en Estados Unidos. Mientras estudiaba los efectos anatómicos de las enfermedades infecciosas, Gray contrajo la viruela y murió poco antes de ver publicada una segunda edición en 1860, cuando tenía 34 años. No obstante, su obra fue continuada por otros.

En el programa de hoy incluimos dos breves fragmentos de diferentes episodios: en el primero ya se percibe la tremenda responsabilidad que implica el ejercicio de la medicina y cómo se tienen que tomar decisiones vitales de manera continuada, no solo en situaciones de extrema urgencia como una pandemia, y cómo eso lo tiene que hacer también el personal sanitario en formación. No se habrá olvidado que durante los peores momentos de incidencia del Covid-19 fueron movilizados buen número de estudiantes para reforzar unos servicios desbordados por una situación inédita y con insuficientes medios humanos y materiales, lo que, en su caso, podría dar lugar a demandas de responsabilidad contra la Administración (aquí puede leerse un texto -pág. 102 y sigs.- del profesor Gabriel Doménech Pascual donde explica que los daños sufridos con ocasión de la crisis del COVID-19 que las Administraciones hubieran podido prevenir adoptando ciertas medidas de precaución serán indemnizables si la omisión puede considerarse culposa por suponer una infracción del deber de llevar el cuidado exigible).

En el segundo fragmento se muestra el proceso final de la vida de un ser querido y lo importante que puede ser para quienes lo aman el hecho de acompañarlo en ese momento, algo que no han podido hacer miles de familias en los casos de Covid-19 y, por incidencia de éstos, en cualquier caso con resultado de muerte que haya tenido lugar en los peores meses de incidencia de la epidemia. En este contexto se deben tomar decisiones médicas de indudable relevancia humana y jurídica, como las relativas a los triajes, el consentimiento de los pacientes, los cuidados paliativos, la muerte digna…

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .