Breves apuntes sobre los procesos electorales (4): el derecho de sufragio pasivo.

El derecho de sufragio pasivo o de a acceder a los cargos públicos representativos está garantizado en el artículo 23.2 de la Constitución y, por lo que aquí interesa ahora, se vincula a la elección, directa o indirecta (por ejemplo, miembros de las diputaciones provinciales, senadores por designación autonómica), por los ciudadanos para desempeñar mandatos de contenido político. Se trata, como ha reiterado el Tribunal Constitucional, de un derecho de mediación legal que encuentra su regulación fundamental en la L.O. 5/1985, de 19 de junio, del Régimen Electoral General, la cual articula, en palabras de su preámbulo, “el procedimiento de emanación de la voluntad mayoritaria del pueblo en las diversas instancias representativas en que se articula el Estado Español (STC 71/1989, de 20 de abril). 

Pueden ejercer este derecho las personas que, gozando de la condición de elector -sufragio activo-, no estén incursas en las llamadas causas de inelegibilidad. La propia Constitución establece unas causas de inelegibilidad e incompatibilidad de los Diputados y Senadores, que comprenderán, en todo caso: a) A los componentes del Tribunal Constitucional. b) A los altos cargos de la Administración del Estado que determine la ley, con la excepción de los miembros del Gobierno. c) Al Defensor del Pueblo. d) A los Magistrados, Jueces y Fiscales en activo. e) A los militares profesionales y miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y Policía en activo. f) A los miembros de las Juntas Electorales. 

Por su parte, la LOREG concreta dichas causas generales, añade algunas nuevas de carácter general –“Son inelegibles: a) Los condenados por sentencia firme, a pena privativa de libertad, en el período que dure la pena. b) Los condenados por sentencia, aunque no sea firme, por delitos de rebelión, de terrorismo, contra la Administración Pública o contra las Instituciones del Estado cuando la misma haya establecido la pena de inhabilitación para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo o la de inhabilitación absoluta o especial o de suspensión para empleo o cargo público en los términos previstos en la legislación penal” (art. 6.2)- y prevé algunas específicas para determinados ámbitos territoriales (por ejemplo, para delegados del Gobierno en las Comunidades Autónomas). Hay que tener también en cuenta, por tanto, las previsiones del Código penal pero tales causas, en la medida en que limitan un derecho constitucionalmente reconocido, han de ser expresamente establecidas en una ley orgánica y no cabe una interpretación analógica de las mismas. 

En teoría, no siempre concordante con la dicción de la LOREG, la función de las causas de inelegibilidad es, por una parte, garantizar la que la elección no se vea perturbada por la influencia que en la misma podría tener la participación de una persona que puede incidir de manera espuria en la misma; por otra, asegurar que se puede desempeñar efectivamente el cargo representativo y si se constata que una persona incursa en causa de inelegibilidad ha sido electa se procederá a la anulación judicial y a la consiguiente pérdida del escaño, que pasaría al siguiente de la candidatura no electo o, en su caso, al suplente. 

Finalmente, hay que recordar que la legislación electoral establece unas condiciones para la presentación de candidaturas, que delimitan de manera importante el ejercicio de este derecho; por una parte, pueden presentar candidatos o listas de candidatos: a) Los partidos y federaciones inscritos en el registro correspondiente. b) Las coaliciones y c) las agrupaciones de electores que reúnan los requisitos establecidos por las disposiciones especiales de la Ley Electoral (art. 44 LOREG). 

Además, se exige una composición equilibrada, en términos de género, de las candidaturas (art. 44 bis): “Las candidaturas que se presenten para las elecciones de diputados al Congreso, municipales y de miembros de los consejos insulares y de los cabildos insulares canarios en los términos previstos en esta Ley, diputados al Parlamento Europeo y miembros de las Asambleas Legislativas de las Comunidades Autónomas deberán tener una composición equilibrada de mujeres y hombres, de forma que en el conjunto de la lista los candidatos de cada uno de los sexos supongan como mínimo el cuarenta por ciento. Cuando el número de puestos a cubrir sea inferior a cinco, la proporción de mujeres y hombres será lo más cercana posible al equilibrio numérico. En las elecciones de miembros de las Asambleas Legislativas de las Comunidades Autónomas, las leyes reguladoras de sus respectivos regímenes electorales podrán establecer medidas que favorezcan una mayor presencia de mujeres en las candidaturas que se presenten a las Elecciones de las citadas Asambleas Legislativas. 2. También se mantendrá la proporción mínima del cuarenta por ciento en cada tramo de cinco puestos. Cuando el último tramo de la lista no alcance los cinco puestos, la referida proporción de mujeres y hombres en ese tramo será lo más cercana posible al equilibrio numérico, aunque deberá mantenerse en cualquier caso la proporción exigible respecto del conjunto de la lista. 3. A las listas de suplentes se aplicarán las reglas contenidas en los anteriores apartados. 4. Cuando las candidaturas para el Senado se agrupen en listas, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 171 de esta Ley, tales listas deberán tener igualmente una composición equilibrada de mujeres y hombres, de forma que la proporción de unas y otros sea lo más cercana posible al equilibrio numérico”. 

Las candidaturas no pueden ser objeto de modificación una vez presentadas, salvo en el plazo habilitado para la subsanación de irregularidades y solo por fallecimiento o renuncia del titular o como consecuencia del propio trámite de subsanación. 2. Cuando se trate de listas de candidatos, las bajas que se produzcan después de la proclamación se entenderán cubiertas por los candidatos sucesivos y, en su caso, por los suplentes (art 48). 

En relación con las elecciones al Congreso y Senado de 28 de abril hay que recordar también que son inelegibles para el cargo de Diputado o Senador quienes ejerzan funciones o cargos conferidos y remunerados por un Estado extranjero. Tampoco son elegibles para el Congreso de los Diputados los Presidentes y miembros de los Consejos de Gobierno de las Comunidades Autónomas, así como los cargos de libre designación de dichos Consejos y los miembros de las Instituciones Autonómicas que por mandato estatutario o legal deban ser elegidos por la Asamblea Legislativa correspondiente. Nadie puede presentarse simultáneamente como candidato al Congreso de los Diputados y al Senado (art. 154). 

También que se han introducido reformas que dificultan la presentación de candidaturas por nuevos actores políticos y por las agrupaciones de electores: estas últimas necesitarán, al menos, la firma del 1 % de los inscritos en el censo electoral de la circunscripción. Los partidos, federaciones o coaliciones que no hubieran obtenido representación en ninguna de las Cámaras en la anterior convocatoria de elecciones necesitarán la firma, al menos, del 0,1 % de los electores inscritos en el censo electoral de la circunscripción por la que pretendan su elección. Ningún elector podrá prestar su firma a más de una candidatura (art. 169.2). 

Finalmente, las candidaturas para el Senado son individuales a efectos de votación y escrutinio aunque pueden agruparse en listas a efectos de presentación y campaña electoral. Cada candidatura a Senador debe incluir dos candidatos suplentes haciendo constar el orden en que deban asumir la suplencia (art. 171).

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.